Las atracciones de Viena, muy accesibles desde el hotel artístico Der Wilhelmshof

Viena seduce a sus visitantes con su aire clásico vienés y las innumerables atracciones de diversas épocas, desde la de los antiguos romanos hasta el actual siglo XXI, pasando por los tiempos de la casa de los Babenberg o de los Habsburgo. Describirlas todas aquí sería prácticamente imposible, lo cual no obsta para que intentemos hacer un par de recomendaciones.

Palacio de Schönbrunn

El Palacio de Schönbrunn no solo es el palacio más grande de Austria, sino también uno de sus bienes culturales más visitados. Una visita al palacio transporta al visitante a los tiempos imperiales de María Teresa, la Emperatriz Sissi y el Emperador Francisco José I. Junto con la casa de las palmeras «Palmenhaus» y la Fuente de Neptuno, el parque del palacio esconde, tras los típicos muros color ocre del barroco austríaco, el zoológico más antiguo del mundo, el «Tiergarten Schönbrunn».

La Casa Hundertwasser

El complejo residencial municipal «Hundertwasserhaus», construido en 1985 según los diseños del artista austríaco Friedensreich Hundertwasser, se encuentra en el distrito 3, a 20 minutos a pie del hotel Der Wilhelmshof. El edificio invita a entrar en un universo de ornamentos, en el que la naturaleza y el habitar se entrelazan, llegando a convertirse en un paraíso verde gracias al mimo que le brindan los inquilinos.

Museos y exposiciones en Viena, ciudad de arte y cultura

Frente al Museo Leopold, con su impresionante colección de obras maestras de principios del siglo XX, se yergue, cual si fuera la pareja del primero, el edificio negro de otro museo: el MUMOK (Museo de Arte Moderno), uno de los museos del «MuseumsQuartier» ubicado en el distrito 7, es un edificio revestido de piedra volcánica negra, que ofrece, en sus casi 5.000 m2 de superficie de exposición, espacio para los cerca de 7.000 exponentes de una exposición de arte moderno y contemporáneo. El «MuseumsQuartier» –o MQ por sus iniciales– es un área cultural de 60.000 m2 cercana al centro de la ciudad, que abarca diferentes museos en edificios singulares. Con la Línea 2 del metro, 10 minutos bastan para llegar a este área desde la parada «Praterstern» y , por tanto, desde el hotel artístico Der Wilhelmshof. También en el MQ, el «ZOOM Kindermuseum», con exposiciones interactivas, talleres y clases para niños, es especialmente interesante para los más pequeños.
Otros museos recomendables son el Museo Etnográfico, el Museo de Historia del Arte, el Museo de los Teatros, así como el Wagenburg, la Cámara del Tesoro del Palacio Imperial de Hofburg y el Museo de Historia Natural, por mencionar solo unos pocos.

Las iglesias de Viena

En Viena existe, además, una impresionante variedad de construcciones eclesiásticas de diversas épocas, como, por ejemplo, el románico, el gótico, el renacentismo, el barroco, el modernismo y el historicismo, hasta llegar a la arquitectura contemporánea. La «Stephansdom» o Catedral de San Esteban, cariñosamente denominada «Steffl» por los vieneses, no es solamente el emblema de Viena, sino también una de las obras arquitectónicas góticas más suntuosas de la ciudad. En la torre sur, 343 escalones llevan al salón de la torre. En la torre norte, un ascensor permite llegar a una plataforma de observación, desde donde disfrutar de una sobrecogedora vista de los tejados de Viena. Los días festivos, puede oírse el tañer lleno y profundo de la «Pummerin», la campana más grande de Austria. La «Karlskirche» o Iglesia de San Carlos Borromeo, ubicada en la «Karlsplatz», en el distrito 4 de Viena, es otro de los emblemas de Viena y se cuenta entre las construcciones eclesiásticas más significativas del barroco vienés. La «Michaelerkirche» o Iglesia de San Miguel, en el centro de la ciudad, fue inicialmente una construcción románica, y es una de las iglesias más antiguas de Viena. Bajo ella, se encuentra la conocida Cripta de San Miguel con sus momias, originadas por el especial clima de la gruta. Delante de la Iglesia de San Miguel, se encuentra un grupo de ruinas romanas, descubiertas hace algunos años durante unos trabajos de excavación.

Ubicada en orilla del Danubio, en el distrito 2, se alza una maravillosa construcción de un blanco reluciente: la Pagoda de la Paz de Viena. Si toma la Línea 21 del tranvía desde la parada de «Praterstern» hasta la última parada, encontrará una pagoda budista en cuyo interior se halla también una estatua de Buda de 3 m de altura. Existe la posibilidad de participar en la meditación diaria por la paz.

Los cementerios vieneses

Para los habitantes de Viena, los cementerios son algo más que meros lugares de enterramiento: constituyen parte de la historia y el alma vieneses, un lugar de cultura, arte y relax. Por eso, no sorprende que el «Zentralfriedhof» o Cementerio Central fuese inmortalizado musicalmente por el músico de pop austríaco Wolfgang Ambros en el tema «Es lebe der Zentralfriedhof». El cementerio más conocido y más importante de Viena sirve, con sus 2,5 millones de metros cuadrados, de lugar de reposo a cerca de 330.000 personas de todas las religiones. Asimismo, un gran número de personalidades, como Johann Strauß (padre e hijo), Ludwig van Beethoven, Franz Schubert, Johann Nestroy, o prestigiosos políticos y apreciados famosos, como Hans Moser y Falco, han hallado aquí su último descanso. Es impresionante, asimismo, el ajardinado paisaje, con una flora y fauna variadísimas, que no solo ofrece un lugar de silenciosa reflexión, sino también un lugar de esparcimiento y descanso para muchos vieneses. Para quien lo desee, es posible participar en una visita guiada a este cementerio.

Igualmente merecedor de una visita es el «Sankt Marxer Friedhof» o Cementerio de San Marcos, conocido rincón de arte y relax. Se trata de un idílico e inactivo cementerio en el distrito 3 de Viena, en el que fue enterrado el compositor Wolfang Amadeus Mozart. Las innumerables y florecientes lilas son una auténtica peculiaridad para los vieneses y vienesas.

Un fastuoso palacio en Viena

La mayoría de los palacios están ubicados en el casco histórico de Viena, en el interior de la ciudad. En el distrito 2, a no mucha distancia del hotel Der Wilhelmshof, se encuentra el «Palais Leeb» o Palacio Augarten. En este se alojan, desde 1948, los Niños Cantores de Viena, así como su instituto.

¿Tiene alguna pregunta acerca de las atracciones de Viena? En nuestra recepción estaremos encantados de ayudarle.

Póngase en contacto con nosotros

¿Tiene preguntas sobre su estancia? ¿Necesita ayuda con la reserva? ¿Está buscando consejos para su viaje? Nosotros estaremos encantados de ayudarle.

Dirección

Der Wilhelmshof
Kleine Stadtgutgasse 4
A-1020 Wien

Teléfono: +43 (0) 1 / 214 55 21-0
Fax: +43 (0) 1 / 214 55 21-33




Teléfono

Teléfono: +43 (0) 1 / 214 55 21-0
Fax: +43 (0) 1 / 214 55 21-33